Iglesia Bautista de Zacatecas
Sunday am
      • Romanos 5:20NBLH

  • no lo hay
  • lluvias de Gracia
      • Génesis 1:1NBLH

      • Hebreos 11:3NBLH

      • Éxodo 20:11NBLH

      • Génesis 1:31NBLH

  • Oiga la voz del buen pastor
  • Texto: Mateo 2:1-12
    Gran Idea: Buscar a Dios para la adoración verdadera es lo más sabio que cualquiera puede hacer!

    Introducción:

    Aquí está nuestro pasaje tenemos una de las historias de Navidad. Estoy seguro de que muchos de nosotros hemos escuchado muchos mensajes de Navidad de este pasaje.
    Mientras estudiaba este pasaje vi que la gran promesa se cumplía por el nacimiento de Cristo y muchas otras cosas. Pero hoy quiero compartir con ustedes cosas que son verdaderas y falsas acerca de este pasaje.
    Este primero es el verdadero y falso buscador y el segundo es el verdadero y falso adorador. ¡Así que vamos a ver estas 2 cosas que son verdaderas y falsas en este pasaje!

    1. El Verdadero y Falso Buscador. (vs 1.7)

    Matthew 2:1–7 NBLA
    1 Después de nacer Jesús en Belén de Judea, en tiempos del rey Herodes, unos sabios del oriente llegaron a Jerusalén, preguntando: 2 «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque vimos Su estrella en el oriente y lo hemos venido a adorar» 3 Cuando lo oyó el rey Herodes, se turbó, y toda Jerusalén con él. 4 Entonces, el rey reunió a todos los principales sacerdotes y escribas del pueblo, y averiguó de ellos dónde había de nacer el Cristo. 5 Y ellos le dijeron: «En Belén de Judea, porque así está escrito por el profeta: 6 “Y , Belén, tierra de Judá, De ningún modo eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un Gobernante Que pastoreará a Mi pueblo Israel”». 7 Entonces Herodes llamó a los sabios en secreto y de ellos determinó el tiempo exacto en que había aparecido la estrella.
    Iglesia, veo dos tipos de buscadores aquí. Veo a los sabios, hombres que realmente buscaban al Señor. Entonces veo al rey Herodes, un hombre que sólo buscaba a Jesús para que pudiera deshacerse de él para ganar personal.
    Hay algo que ha plagado las iglesias evangélicas modernas y son falsos convertidos. Aquellos que profesan conocer a Cristo para ganar personal. Aquellos que dicen conocer a Cristo todavía están viviendo para sí mismos y cumplen sus propios deseos en lugar de los del Señor.
    Yo pensaba que “apartarse” era algo normal en el cristianismo, hasta que entendí la realidad de las falsas conversiones y su predominio en nuestras iglesias hoy. Esta lección es un verdadero abre-ojos.
    George Whitefield dijo: “Esta es la razón por la cual tenemos tantos ‘hongos’ convertidos, porque han crecido en pedregales que no han sido arados; no han tenido convicción de la ley; son sólo oidores que están en pedregales”
    Uno de los conceptos mas olvidados por el cuerpo de Cristo, en la era contemporánea, quizá sea el de la conversión falsa y verdadera. La razón por la cual se ha dejado de lado este concepto, es un misterio; el Nuevo Testamento está lleno de esta enseñanza y da ejemplos de falsos conversos. Las Escrituras hablan de falsos profetas, falsos maestros, falsos apóstoles y falsos hermanos.
    Un entendimiento claro de este tema, nos confirmará que no somos culpables de predicar un evangelio que cosecha falsos conversos.
    Cuando Jesús enseñó a los discípulos la Parábola del Sembrador, parecía que ellos no entendían su significado. Les dijo: “¿No entienden esta parábola? ¿Cómo, pues, comprenderán todas las otras parábolas?” Marcos 4:13
    En otras palabras, la parábola del sembrador es la llave para entender los misterios de todas las parábolas. Si hay un mensaje claro en las parábolas, es que cuando el evangelio es predicado, hay verdaderos y falsos conversos. Esta parábola habla a los oyentes del terreno espinoso, el pedregoso y el buen suelo - los verdaderos y los falsos conversos.
    Cuando el fundamento ha sido establecido, la luz de la percepción comienza a manifestarse en las otras parábolas que Jesús habló acerca del Reino de Dios. Cuando entendemos el principio de lo verdadero y lo falso, el uno al lado del otro, las enseñanzas de las parábolas comienzan a tener sentido: El trigo y la cizaña (verdadera y falsa), el pez bueno y el pez malo (verdadero y falso), las vírgenes sabias y las insensatas (verdaderas y falsas), las ovejas y las cabras (verdaderas y falsas).
    Después de hablar de la parábola del trigo y la cizaña, Jesús dio la parábola de la red:
    Matthew 13:47–51 NBLA
    47 »El reino de los cielos también es semejante a una red barredera que se echó en el mar, y recogió peces de toda clase. 48 »Cuando se llenó, la sacaron a la playa; y se sentaron y recogieron los peces buenos en canastas, pero echaron fuera los malos. 49 »Así será en el fin del mundo; los ángeles saldrán, y sacarán a los malos de entre los justos, 50 y los arrojarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el crujir de dientes. 51 »¿Han entendido ustedes todas estas cosas?». «Sí», le dijeron* ellos.
    Notemos que el pez bueno y el malo estaban juntos en la red. El mundo no es atrapado en la red del reino de los cielos; ellos permanecen en el mundo. Los “peces” que están en la red, son los que responden al evangelio - la “pesca” del evangelio. Ellos permanecen juntos hasta el Día del Juicio.
    Los falsos conversos carecen de contrición genuina por el pecado. Hacen la profesión de fe pero son deficientes en arrepentimiento bíblico
    Titus 1:16 NBLA
    16 Profesan conocer a Dios, pero con sus hechos lo niegan, siendo abominables y desobedientes e inútiles para cualquier obra buena.
    Un verdadero converso, sin embargo, tiene conocimiento del pecado, tristeza santa, verdadero arrepentimiento y manifiesta lo que “pertenece a la salvación” (Hebreos 6:9). Es evidente por el fruto del Espíritu, el fruto de la justicia, etc.
    Judas era un falso converso. Parecería ser un ejemplo del suelo espinoso. La Biblia dice acerca del oyente de suelo espinoso “los afanes de este siglo, el engaño de las riquezas y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra y se hace infructuosa” Mar. 4:19.
    Algunos de estos que, profesan ser cristianos, permanecen dentro de la iglesia y a menudo desacreditan el nombre de Jesucristo.
    Aunque los falsos conversos fallan en arrepentirse de sus pecados, tienen una medida de espiritualidad. Judas la tenía. El, convenció a algunos de los discípulos, que estaba verdaderamente interesado por los pobres. El parecía tan digno de confianza, que velaba por las finanzas. Cuando Jesús dijo “uno de ustedes me traicionará”, los discípulos no señalaron al fiel tesorero, sino sospecharon de ellos mismos “¿Soy yo Señor?” Por eso, no es sorprendente que dentro del cuerpo de Cristo, algunos jamás lleguen a sospechar que están rodeados de aquellos que caen dentro de la categoría de “Judas”.
    Como William Iverson escribió en Christianity Today, “Una libra de carne es afectada por un cuarto de libra de sal. Si este es el verdadero cristianismo, la ‘sal de la tierra’, ¿dónde está el efecto del cual habló Jesús?”.
    Dios conoce lo genuino y lo falso y Él los separará el Día de Juicio.
    La Biblia nos dice en Lucas 22:47 que Judas guió “una multitud” a Jesús. Su motivo, sin embargo, no era traerlos al Salvador para su salvación. El evangelismo moderno también trae multitudes a Jesús. Su motivación puede ser diferente a la de Judas, pero el resultado final es el mismo.
    Tal como las multitudes que Judas dirigió a Cristo se apartaron del hijo de Dios, las estadísticas muestran que más del 90 % de aquellos que vienen a Cristo, con los métodos del evangelismo moderno, se apartan de su fe. Su estado posterior llega a ser peor que el primero. Ellos abiertamente crucifican al Hijo de Dios nuevamente.
    En su celo y sin conocimiento, los que prefieren la comodidad del evangelio moderno en lugar del evangelismo bíblico, traicionan la causa del evangelio con un beso. Lo que puede parecer amor por el bienestar del pecador, es en verdad, eternamente perjudicial para él.
    Como Pedro dice en
    Luke 22:51 NBLA
    51 Pero Jesús dijo: «¡Deténganse! Basta de esto». Y tocando la oreja al siervo, lo sanó.
    También nuestro celo sin conocimiento, está cortando las orejas de los pecadores. Aquellos que erróneamente llamamos “apartados” no escucharán nuestro razonamiento. En lo que a ellos concierne, ya lo han probado una vez y no funcionó. ¡Que victoria para el príncipe de las tinieblas y qué inexplicable tragedia para la iglesia!
    Herodes, en nuestro texto, era un convertido falso que sólo estaba interesado en encontrar a Jesús para ganar personalmente. Amigos, les animaría a checar su salvación. ¡Para estar seguros de que están en la fe! Lees 1 Juan. ¡Haz las pruebas!
    Lo siguiente que noté estaba...

    2. El Verdadero y Falso Adorador. (vs 8-12)

    Matthew 2:8–11 NBLA
    8 Y enviándolos a Belén, dijo: «Vayan y busquen con diligencia al Niño; y cuando lo encuentren, avísenme para que yo también vaya y lo adore» 9 Después de oír al rey, los sabios se fueron; y la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo sobre el lugar donde estaba el Niño. 10 Cuando vieron la estrella, se regocijaron mucho con gran alegría. 11 Entrando en la casa, vieron al Niño con Su madre María, y postrándose lo adoraron; y abriendo sus tesoros le presentaron obsequios de oro, incienso y mirra.
    In verse 8 that the Herod wanted to “worship” Christ as well. However we know that all he wanted was to find the baby so he could kill him and keep this power. He was a Hypocrite!
    Parece que a nadie le gusta la hipocresía. Hay algo particularmente desagradable en aquellos que profesan amar a Dios, pero sus vidas no muestran lo que proclaman. Un gran predicador dijo una vez, que si la vida de un hombre no coincide con lo que profesa y desea predicar el evangelio, debe salir lejos de su casa y cuando se pare a predicar no debe decir nada.
    Uno de los más grandes obstáculos para que la gente venga a Cristo, es ver la iglesia “llena de hipócritas”. Algunos sostienen que está completamente llena hasta; otros admiten que en la iglesia hay falsos cristianos y genuinos. Cualquiera sea el caso, aquellos que presentan este argumento, lo hacen porque aman la oscuridad y aborrecen la luz. Aunque tengan motivos genuinos para pensar de esta manera, la hipocresía de otros no les será una excusa legítima para en el Día del Juicio.
    La palabra hipocresía se origina del griego que significa “actor” o imitador. La hipocresía se refiera a la “práctica de profesar creencias, sentimientos o virtudes que uno no posee”. Los hipócritas pueden ir al templo, pero realmente no son la iglesia. El mundo cree en su ignorancia, que la iglesia es un edificio y que quienes se sientan allí son cristianos. Sin embargo, la iglesia es el cuerpo de Cristo, conformado solamente por verdaderos creyentes. Los hipócritas son “imitadores” que se sientan dentro del pueblo de Dios. Habitan como cabritos dentro del rebaño de Dios, como los peces malos con los buenos y la cizaña con el trigo; hasta el Día en que Dios lo separe.
    Es interesante ver cómo el cuerpo humano, rechaza cualquier transplante. - aunque sea el transplante de la raíz de un cabello. El falso converso (el hipócrita) no forma parte del cuerpo de Cristo. Nunca se ha arrepentido verdaderamente y debido a sus pecados, será rechazado como parte del Cuerpo. Dios conoce a quienes le aman y la Biblia advierte que todos los hipócritas - aquellos que fingen ser cristianos - terminarán en el infierno (Mateo 24:51).
    La raíz de la hipocresía es la idolatría, la cual se arraiga fácilmente en el suelo de un corazón pecaminoso. El falso converso ha creado un dios al que no le teme. El árbol que crece desde la raíz lleva un fruto que todos pueden ver. Esta es la razón por la cual, somos amonestados a examinarnos a nosotros mismos para asegurarnos de que estamos en la fe, que Cristo Jesús vive en nosotros (2ª Corintios 13:5). Jesús dijo “Todo buen árbol da buenos frutos” (Mateo 7:17).
    Debemos seguir el ejemplo del apóstol Pablo y procurar vivir de una manera santa, justa e irreprensible a la vista de un mundo pecaminoso (1ª Tesalonicenses 2:10). Dios no permita que un alma tropiece, debido a que Él ve la hipocresía en nuestras vidas. En el lugar donde trabajamos, ¿nos escuchan reír por chistes obscenos? ¿Nos han visto ir a una película “pornográfica”? ¿Manifestamos amargura, ira o mal fruto que el mundo puede ver? Si es así, entonces debemos poner el hacha en la raíz.
    Si imitamos algo que hacemos, evidentemente no tenemos temor de Dios. Nuestro concepto de Su carácter es erróneo y debemos cultivar un entendimiento bíblico que nos lleve a adquirir un adecuado temor de Dios.
    La Biblia nos dice que Judas estaba mintiendo cuando dijo que se preocupaba por los pobres. En realidad, era un ladrón que carecía de un sano temor a Dios, porque robaba el dinero de la bolsa de ofrendas.
    Es interesante, notar que el mundo odia la hipocresía en la iglesia. Detestan al “imitador”. ¿Significa que desean que los cristianos sean genuinos? ¿Desean que seamos fieles, verdaderos testimonios, que hablemos del pecado, justicia y juicio? ¿Quieren que vivamos en santidad en vez de una vida de pecado? ¿Desea realmente el mundo, que hablemos claro contra la pornografía, avaricia, adulterio, aborto, homosexualidad, fornicación y otros pecados, que ellos aman tanto? A sus ojos, nosotros somos condenados si lo hacemos y condenados si no lo hacemos.

    Conclusión:

    ¿Cómo es que estos sabios, que no eran judíos, estaban conscientes del nacimiento del Rey de los Judíos? Que no sólo entendieron quién era, sino que desearon adorarlo en el versículo 2.
    Esto demuestra que Dios es capaz de revelarse a la gente en todas las tierras y llamarlos a Sí mismo. Estos sabios se regocijaron con gran gozo, ya que Dios usó una estrella para guiarlos al Niño Cristo, entonces “cayeron y adoraron a Él” en los versículos 9-11.
    Hicieron grandes sacrificios personales y financieros para ver a este niño: viajaron a gran distancia, pasaron meses lejos de sus casas, y dieron regalos extravagantes a este Rey recién nacido.
    Aquellos que son sabios hoy escucharán Su voz, seguirán Su dirección, y estarán dispuestos a sacrificarlo todo por un gran privilegio cómo conocer al Rey.
    Philippians 3:8 NBLA
    8 Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por Él lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo,
    Buscar a Dios para la adoración verdadera es lo más sabio que cualquiera puede hacer!
    El Dr. James Simpson, nacido en 1811, fue responsable del descubrimiento de las cualidades anestésicas del cloroformo, lo que condujo a su uso médico en todo el mundo. También sentó una sólida base para la ginecología y predijo el descubrimiento de los rayos X.
    El Dr. Simpson fue presidente de la Real Sociedad Médica y del Real Médico de la Reina, la posición médica más alta de su día. Una vez afirmó que el cristianismo funciona porque es supremamente verdadero y, por tanto, supremamente habitable. No hay nada incompatible entre religión y ciencia .
    Cuando se le preguntó cuál era su mayor descubrimiento, el Dr. Simpson respondió: “No era cloroformo. Era saber que soy un pecador y que podía ser salvado por la gracia de Dios. Un hombre ha perdido todo el significado de la vida si no ha entrado en una relación activa y viva con Dios a través de Cristo.”
    El mayor descubrimiento de la historia no ha sido la ley de gravedad, cálculo, telescopios o telégrafos. El mayor descubrimiento que un individuo podría hacer es encontrar a Jesucristo y hacerle a Él tanto Señor como Salvador.
    Amigo, ¿has hecho ese descubrimiento? ¿Has nacido de nuevo? ¿Será tu eterna casa el cielo o el infierno? Porque sin haber nacido de nuevo tu eterna casa será el lago de fuego, infierno! Si nunca te has arrepentido de tus pecados y nunca has gritado a Cristo para salvarte, entonces, puedes hacerlo hoy.
    Romans 10:9–13 NBLA
    9 que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación. 11 Pues la Escritura dice: «Todo el que cree en Él no será avergonzado». 12 Porque no hay distinción entre judío y griego, pues el mismo Señor es Señor de todos, abundando en riquezas para todos los que le invocan; 13 porque: «Todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo».
    Cristiano, tienes un gran regalo. Esta la luz del mundo viviendo dentro de ti. ¿La estás ocultando? ¿O lo dejas brillar para que otros lo vean? ¡Sed sabios buscad a Jesús y comparémoslo con los demás!
    Vamos orar:
    Padre, qué mensaje tan increíble que nos has traído hoy. Ayúdanos a ser sabios y buscaros cada día, para adoraros con una verdadera adoración, y para compartir la luz de la salvación con los demás. Que el pecador se arrepienta y confíe en ti para su eterna salvación del infierno! En el nombre de Jesús, amén.
  • Gracias Dios
      • Proverbios 11:4NBLH

Let us get to know you!

Please take a moment to send us your information so that we may stay connected with you. Your information is carefully managed and protected.
I am a:
Age:
How did you hear about us?